es // 3.1 // LGBT

El examen confirma que el cuerpo encontrado es de muchacho muerto por la madre por ser gay

Un examen de ADN confirmó ser de Itaberlly Lozano, de 17 años, muerto en diciembre, el cuerpo encontrado carbonizado, en enero, en cañaveral de Cravinhos, en el interior de São Paulo. De acuerdo con la Policía Civil, el muchacho fue asesinado por su madre, con la ayuda del padrastro, por ser gay.

Los restos mortales, que permanecían en el IML de Ribeirão Preto aguardando el resultado del ADN, fueron liberados a la familia y fueron sepultados el viernes, 14.

Crimen

Las circunstancias del asesinato chocaron la ciudad de 34 mil habitantes, en la región de Ribeirão Preto. La Policía Civil y el Ministerio Público acusan a la madre del muchacho, la gerente de supermercado Tatiana Ferreira Lozano Pereira, de 33 años, de haber tramado la muerte del hijo por no aceptar su orientación sexual. Ella contó con la ayuda de otros tres jóvenes para el crimen, ejecutado en la noche del 29 de diciembre, y del marido, padrastro del muchacho, para ocultar el cuerpo.

Itaberlly fue atraído a la casa de la madre y muerto con cuchillos en el cuello. Tatiana fue ayudada por Victor Roberto da Silva, de 19 años, Miller da Silva Barissa, de 18, y por una chica de 16.

De acuerdo con la investigación, los dos muchachos golpearon e intentaron ahorcar a Itaberlly, pero, como él resistió, la propia madre lo apuñaló. Tatiana y su marido, el tratorista Alex Canteli Pereira, de 30 años, llevaron el cuerpo hasta el cañaveral y prendieron fuego.

Seis días antes de ser asesinado, el chico publicó una red social que la madre le había golpeado por ser gay. En el texto recuperado por la policía él escribe: «Recordando que esa mujer que yo llamaba madre me golpeó y colocó una renca de mlk (moleques) detrás de mí para golpearme, me puso fuera de casa y me dio una pisa (paliza) ¿Sabes por qué ?, porque yo soy gay «.

La justicia

La pareja y los dos chicos están atrapados. La chica está bajo custodia, ya que la policía cree que ella también ha participado en el asesinato. El proceso sigue en secreto de justicia por involucrar a menores, y la próxima audiencia está marcada para el 2 de agosto.

El Ministerio Público acusa a la madre de homofobia y quiere llevar a los acusados ​​a jurado popular, sosteniendo la tesis de homicidio doblemente calificado. La defensa de la pareja atribuye el crimen a los dos jóvenes que fueron llamados por ella sólo para dar un «correctivo» en el hijo.

Según el defensor de esos acusados, apuntan a la madre como ejecutora del asesinato. La página de Itaberlly en Facebook fue convertida en memorial, con mensajes de luto y demandas de justicia.

saiba antes via instagram @revista.maisjr