es // 3.1 // LGBT

El hospital en China es condenado tras imponer «terapia de reorientación sexual»

Un hospital chino fue condenado por la justicia por imponer un tratamiento de reorientación sexual a un paciente, según la sentencia de un tribunal anunciada hoy.

De acuerdo con la copia del veredicto, el hospital psiquiátrico de Zhumadian, en la provincia de Henan, fue condenado por un tribunal de la misma ciudad y tendrá que hacer una petición pública de excusas y pagar al demandado 647 euros por los daños causados.

Yu fue admitido en la institución en octubre de 2015, poco después de haber revelado su homosexualidad a la mujer y pedido el divorcio.

El paciente fue entonces diagnosticado con «problemas de orientación sexual» por el hospital, que se negó a dejarlo salir, e impuso un tratamiento médico para garantizar «cura» de Yu.

La «terapia de reorientación sexual» aplicada se considera una práctica no científica e ineficaz por los expertos, aunque sigue siendo utilizada en varias clínicas del país.

Yu fue atado durante unos 20 días a su cama de hospital y obligado a tomar píldoras y recibir inyecciones diseñadas para corregir su orientación sexual, bajo pena de golpes, explicó el propio en una entrevista con la agencia France-Presse.

Un testigo confirmó en un tribunal que Yu fue «tratado contra su voluntad durante 19 días», a través de una medicación que incluía antidepresivos e inyecciones, se lee en el documento del tribunal.

«Este veredicto es importante para la comunidad homosexual porque ninguna ley ofrece protección» contra el tratamiento forzoso, dijo Peng Yanhui, director de una organización no gubernamental que defiende los derechos LGBT en China.

En un caso similar, en diciembre de 2014, un tribunal de Pekín condenó una clínica en Chongqing, en el suroeste de China por la práctica de tratamientos con el objetivo de «curar» la homosexualidad.

China eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales en 2001, pero muchas personas de la comunidad siguen siendo víctimas de discriminación y sufren de presión familiar.

saiba antes via instagram @revista.maisjr