es // 3.0 // MANUAL

Organización es todo

Faltan 3 días para el feriado de Corpus Christi (31/05), celebrado en Brasil, y la verdad es que la gente sólo piensa en él. Sin hablar de que todavía tiene otras vacaciones por venir. La cuestión es: cómo optimizar el tiempo para disfrutar de las heridas y dejar las tareas al día?

De acuerdo con el experto en gestión de personas, Alexandre Slivnik, organizar horarios, compromisos y fechas puede ser un camino para realizar algunas voluntades que comienzan como promesas.

Con especialización en Harvard, el director de la Asociación Brasileña de Entrenamiento y Desarrollo (ABTD) alerta para que se tenga cuidado porque algunas actividades pueden ser difíciles de cumplir por no ponerse en práctica, y terminan siendo postergadas hasta el último momento. “Por este motivo, es más eficaz trabajar con metas para alcanzar un objetivo, y la priorización de la agenda es una herramienta que auxilia para cumplir plazos, lo que sirve también como motivación”, apunta.

Hay algunas formas de dejar la agenda algo más personal y divertida, como el bullet journal, que es un método de organización personal donde las personas pueden insertar diversas informaciones del día a día, desde financiero a la salud mental. Otra manera que ayuda a realizar tareas en el cotidiano es distribuirlas entre las más complejas, las moderadas y más simples. “Priorizando las más fáciles usted elimina una gran cantidad de ellas y aún queda motivado para solucionar las otras más complejas”, recomienda el especialista.

Aunque algunas personas les guste y estén familiarizadas a trabajar solas, otras no tienen la misma facilidad y necesitan aprender a hacer este período más productivo que si estuvieran acompañadas. Foco en las tareas asignadas es esencial. Escuchar música e incluso dejar la televisión conectada puede contribuir en un momento de aislamiento en el trabajo. “Para muchas personas, aunque no preste atención a la televisión, esa sensación de que alguien está hablando ayuda a minimizar el impacto de la soledad”, Alexandre comenta.

Uno de los enemigos en ese momento pueden ser las redes sociales. El celular puede afectar tanto el psicológico como la productividad, debido a las constantes posiciones de los colegas que se divierten y hasta distracciones como juegos y mensajes. “El ideal sería para cada 90 minutos trabajados, diez sean destinados a esos pequeños momentos de ocio”, concluye.

saiba antes via instagram @revista.maisjr