es // 3.1 // LGBT

Profesor afirma que fue despedido del Colegio JK por ser gay

El profesor de lengua portuguesa del Colegio JK, Lucas Solano, de 28 años, fue despedido el miércoles (5/7), después de haberse vestido como drag queen en una gincana de la escuela. El docente alega que su apagado ocurrió debido a sus orientaciones sexual y religiosa. Según él, esa no habría sido la primera vez que sufrió represalias por parte del mando de la institución.

Solano le enseñaba para clases de las enseñanzas fundamental y media, en las unidades de Asa Norte y de Taguatinga, hace cuatro años. El martes (4), durante el gimnasia de la escuela, afirma haber sido atacado por un grupo de alumnos de uno de los equipos: los adolescentes saltaron encima del profesor después de vencer una prueba. Solano, contó, se levantó y pidió que los alumnos se apartaran.

«No escondo quién soy ni para el cuerpo escolar ni para nadie. Creo que en la era de la autoafirmación, como la que vivimos, nadie debe ser menos de lo que es «, dijo el docente. «Pero el hecho es que los directorios nunca le gustó eso, y esto quedó bien claro con mi dimisión desmotivada, un día después de que me caracterizara de drag queen en la gincana de la escuela. No estoy pidiendo que todos me adoren, pero que me respeten, principalmente como profesional «, agregó.

La escuela niega que el cierre haya sido motivado por prejuicios, según nota sobre el caso publicado en Facebook de la institución. Buscada por Metrópolis, la dirección no quiso añadir nada más allá de lo ya divulgado. Hasta la publicación de esta materia, la entrada había recibido casi 800 comentarios – la mayoría, críticas a la postura del colegio. La escuela terminó borrando la entrada.

En el texto, el establecimiento de enseñanza afirmó que es contra la homofobia y que no se tuvo en cuenta la orientación sexual, etnia o clase social en el despido: «Lo que ha sido y siempre será tenido en cuenta es el compromiso del profesional». Según el texto, las acusaciones hechas a la escuela son graves y «lamentamos por el mal entendido».

Además de la denuncia de prejuicio, Solano dice que la escuela tiene débitos laborales con él. «Nunca depositaron una parte mía del FGTS. Conociendo que fueron despedidos hace seis meses sólo están recibiendo el valor del acierto ahora. La escuela no respeta a sus profesionales «, acusó.

saiba antes via instagram @revista.maisjr